Las gafas de realidad virtual Oculus Rift colaboran con el iPhone para el juego de Neuromancer

Neuromancer, una conocida novela de ciencia ficción, combinará las gafas de realidad virtual Oculus Rift y el iPhone para su adaptación en forma de videojuego. Sus creadores se encuentran en la antesala de lo que podría significar la llegada de una nueva experiencia de gaming.

Este juego todavía se encuentra en fase experimental y tiene mucho camino por recorrer, pero apunta alto. Se titula Case and Molly y, como decimos, está basado en la novela Neuromancer. Su creador es Greg Borenstein, que ha tomado en cuenta lo más relevante del libro de 1984 para convertirlo en un juego donde los usuarios se tienen que combinar de forma particular. Se juega a dobles, hasta ahí lo entendemos. También nos hacemos a la idea de que uno de los jugadores es Case y el otro Molly. A partir de ahí hay que decir que uno de los usuarios utiliza las gafas de realidad virtual Oculus Rift, mientras que el otro se basa en el iPhone. El secreto del juego está en colaborar entre los dos usuarios, o planteado de otra manera, entre el que se encuentra en la realidad y el que está en un mundo virtual.

Oculus Rift

Por ahora el juego no es perfecto ni alcanza su máximo rendimiento, pero su creador está entusiasmado: “Creo que es muy guay que Oculus Rift haga posible ver, en tiempo real, cualquier lugar del mundo en 3D. Por desgracia, no hay cámara estéreo en el mercado que sea viable y capaz de hacer streaming simple de tiempo real”. El resultado a la hora de la verdad ha sido el uso de dos iPhones unidos que se convierten en algo así como una cámara 3D y proporcionan vídeo en vivo a las gafas Oculus Rift.

El proyecto suena interesante, pero no va a tener un enfoque comercial. Quienes sientan curiosidad y tengan el equipo necesario lo pueden descargar de la red para probarlo. Decimos que no será comercial porque el autor de la novela mencionada, Neuromancer, ya ha aparecido en Twitter para dejar claro que no hay derechos de adaptación de por medio para realizar el juego. Esto, como ha ocurrido otras veces, podría terminar en batalla legal.

Vía: Mashable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *