¿Juegos gratuitos o de pago? ¿Cuál debería desarrollar?

Portada de Angry Birds

¿Cómo debería desarrollar mi juego? ¿Gratuito o de pago? ¿Qué me proporcionará mejores resultados? Si te haces alguna de estas preguntas no te sientas mal, no eres el único. El mercado móvil está en constante evolución y resulta difícil tomar una decisión sobre qué hacer.

Cada vez nos encontramos con más estudios de desarrollo nacidos en el circuito independiente, que no tienen claro qué deberían hacer para debutar en el mercado de los juegos para móviles. Crear juegos para tablets y smartphones se ha convertido en una tendencia del momento. Si visitamos un evento relacionado con los videojuegos que se celebre en España, como lo fue la reciente Madrid Games Week, y damos un grito diciendo que buscamos desarrolladores de juegos para móviles, nos encontraremos con una marabunta de personas viniendo hacia nosotros. No es realmente la profesión ni el trabajo más original, pero sí es verdad que tiene muchas posibilidades y mercado si conseguimos hacer buenos juegos. En cualquier caso, y sin desviarnos de lo que queremos decir, hay muchos nuevos desarrolladores para móviles, pero una gran parte está perdida sobre cómo comercializar sus juegos.

Hace unos años, no demasiados, lanzar títulos de distribución free to play era lo más de lo más. Sabías que tenías dos posibles fuentes de ingresos y molabas mil cuando decías a tus amigos que te dedicabas a hacer juegos gratis. La primera: con anuncios publicitarios. Te podías hacer de oro mostrando anuncios y banners de todo tipo, intentando que no fueran invasivos. Si lo hacía Rovio con sus Angry Birds no había nada que provocara que los demás tampoco se pudieran aprovechar. La segunda: con microtransacciones. Si hacías que el personaje de tu juego tuviera un aspecto adicional de pago, objetos, más vidas, partidas extra, cualquier cosa, también tenías opciones de hacer dinero.

Plants vs. Zombies actualizado 2

El caso es que lo que daba dinero hace unos años, no lo da ahora. ¿Cuál es el problema de esto? Pueden serlo varios. Juegos gratuitos bajo esta filosofía podía haber (por decir un número X) 10 en 2011 y ahora puede haber 1000. Suponemos que entendéis lo que queremos decir. Otro problema es que el público ha terminado hastiado de este tipo de juegos. Ya está cansado de ver anuncios publicitarios, sobre todo en el caso en el cual se ofrecen de forma invasiva (la desesperación de algunos desarrolladores ha llegado a niveles extremos), y tampoco quiere tener que sufrir las microtransacciones. A la vista de que los ingresos iban cayendo de forma exponencial, muchos desarrolladores han empezado a ser cada vez más mezquinos, tirando piedras contra su propio tejado. Hemos llegado a ver juegos free to play en los que sin microtransacciones solo se podía jugar una pantalla. ¡Una pantalla!, 5 minutos de juego, o lo que es lo mismo, un auténtico engaño, algo llamado demo.

La filosofía free to play está en decadencia, eso es algo que no podemos dudar. Nos diréis que hay empresas que están empezando a apostar por ella en los últimos meses. Electronic Arts se ha forrado en free to play con dos juegos recientes: FIFA 14 y Plants vs. Zombies 2 y no lo discutimos. Pero ellos son EA y vosotros sois vosotros. No queremos desmerecer a nadie, pero EA podría lanzar sus juegos como quisiera, incluso con gráficos de Atari 2600, y los acabaría rentabilizando igual. No se puede comparar los medios de su empresa en todos los sentidos como los de los estudios más modestos.

Esto nos hace replantearnos la pregunta. ¿Lanzamos el juego en free to play o con pago? Lo que está claro es que si lo lanzamos de pago a, por ejemplo, €0,79, tendremos seguro un cierto dinero. No sabemos si venderemos 10, 20 o 200 unidades del juego, pero siempre habrá un dinero que entrará en nuestra cuenta bancaria. Hemos visto, y hablamos desde una posición en la cual conocemos el mercado de desarrollo desde dentro, que empresas independientes dedicaban 1 o 2 años de trabajo a un juego que luego llegaba en free to play y no superaba las 200 descargas en más de 2 meses. El desastre es sonado y los resultados pueden acabar con la ilusión de cualquiera.

Infinity Blade II 1

Ya no está mal visto, porque lo han hecho los grandes, y si lo hacen los grandes es algo que se acaba instaurando… introducir pequeñas microtransacciones en juegos de pago. Hablamos de pequeñas microtransacciones, es decir, cositas que no resultan imprescindibles para jugar. Ahora mismo lanzar los juegos baratitos, a menos de €1, y con algunas microtransacciones para quienes de verdad se las puedan permitir o les guste mucho el juego, parece la idea más recomendable

No solo conseguirás unos ingresos seguros, aunque sean reducidos, sino que piénsalo bien, tendrás mucha más oportunidad de hacerte notar. ¿Sabéis cuántos juegos free to play de calidad son ignorados solo porque son free to play? Cada vez más, y es una auténtica pena. Nuestra recomendación está clara, luego es decisión vuestra lanzar los juegos de una manera u otra. Pero deberíais agarraros, porque vienen curvas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *