ZTE da el salto al sector de los videojuegos

ZTE-FunBox

En la diversificación está la clave. La reciente incursión de Motorola en el terreno de los wearables pone de manifiesto que muchas compañías están optando por desarrollar nuevos productos que se salgan de su línea tradicional. ¿Y qué industria lleva años despuntando sobre el resto? La de los videojuegos.

Huawei fue el primer fabricante de smartphones y tablets que quiso probar suerte con su consola Android Tron. Ahora es otra compañía china, ZTE, la que quiere probar suerte en el sector de las videoconsolas con su propio sistema Android desarrollado junto con The9 Limited (de hecho, han formado una empresa conjunta responsable del dispositivo en cuestión, ZTE9): FunBox.

Las características técnicas de FunBox están muy en la línea de lo ofrecido por otras consolas Android: 2GB de RAM, 8GB de memoria interna, puertos USB y micro USB, WiFi, Bluetooth y procesador NVIDIA Tegra4. Estará disponible en 12 colores, aunque siendo realistas, es poco probable que el sistema salga de China, por lo que la importación será la única alternativa.

FunBox

Sus responsables aseguran que “FunBox será apoyada por un ecosistema integral que abarca hardware, contenido y canales”, comprometiéndose a “traer una experiencia de entretenimiento en casa de alta calidad a los consumidores”.

¿Acierta ZTE probando suerte en el sector de las consolas Android? Son muchos los expertos que ponen en duda el futuro de estos sistemas, que necesitan convencer aún a los dos pilares fundamentales del negocio: usuarios y desarrolladores. Por el momento, alternativas hay suficientes; y ninguna ha conseguido despuntar en el mercado. A saber: Ouya, NVIDIA Shield, GameStick…

Más allá de demostrar su valía, estas consolas deben saber aunar 3 factores: potencia, catálogo de juegos variado y actualizado y un precio asequible.

¿Será cuestión de tiempo que comiencen a popularizarse?

Vía: Movilman

Temas relacionados seleccionados por la redacción:

¿Triunfarán las consolas Android?

1 comment

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *