Cómo jugar a Nintendo 64 desde Android

Mupen64Plus AE

Los emuladores de consolas de videojuegos están muy presentes en el sistema operativo Android, y aunque existen lagunas que no terminan de detallar si son legales o no, el público tiene tendencia a usarlos de forma frecuente.

Hemos visto, a lo largo de los últimos tiempos, todo tipo de consolas siendo emuladas en la plataforma de Google. A continuación os traemos la manera de llegar a disfrutar del emulador de Nintendo 64 haciendo uso del emulador Mupen64Plus AE, que se puede encontrar en Google play de manera gratuita en proceso beta.

Dividiremos el proceso en 4 simples pasos divididos en cuatro párrafos, para que resulte más sencillo comprenderlo.

Lo 1º que debéis hacer es llevar a cabo la descarga del emulador con vuestro móvil desde Google play. Se requiere un dispositivo bastante potente, dado que no hay que olvidar que Nintendo 64, aunque ya es retrogaming, se trata de una consola de unas exigencias elevadas.

Una vez tenemos el emulador debemos buscar las ROMs de juego, que se pueden localizar en Internet en formatos de extensión del tipo de .v64, .n64 o .z64. Son muchos los juegos que se pueden buscar y que gozan de alta popularidad, como Mario Kart 64, The Legend of Zelda: Ocarina of Time, Perfect Dark, Killer Instinct o GoldenEye.

El 2º paso es obvio, pero no por ello menos relevante: tendremos que cargar las ROMs dentro del dispositivo. Lo hacemos de la forma en la que trasladaríamos cualquier otro contenido: conectando el móvil al PC mediante un cable USB. Dentro de la memoria del móvil creamos la carpeta ROMs y movemos los juegos.

Zelda Nintendo 64 Android

Como tercer y penúltimo paso nos encontramos ante la carga del emulador por 1ª vez. Cuando el menú aparezca elegimos la opción Game que nos ayudará a identificar la carpeta donde hayamos guardado anteriormente las ROMs.

Elegimos una de ellas y podemos acceder a Settings para alterar parámetros si así lo deseamos. Si no queremos usar trucos en la siguiente pantalla pulsamos el botón Resume, lo que significa que podremos dejar una partida a medias gracias a un sistema de auto-salvado.

Por último, jugamos con libertad y si queremos alteramos algunas de las opciones de la emulación, como evitar algunos frames con el objetivo de aumentar la velocidad.

Si no queremos complicarnos dejamos la configuración tal cual, pero si tenemos un mando externo podremos conectarlo para evitar los controles táctiles, que no son demasiado eficientes.

Vía: Pocket Gamer UK

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *