El Galaxy Note 3 se convierte en consola con el Gamepad

Galaxy Note 3 Gamepad

Desde el IFA 2013 se ve el uso del Gamepad con el terminal Galaxy Note 3, una combinación que convierte a este dispositivo en una auténtica consola portátil. Los usuarios que buscaban un smartphone que rindiera a gran nivel en lo vinculado con los videojuegos tienen una opción muy recomendable con el uso de este accesorio.

El Gamepad se anunció mucho tiempo atrás, más o menos cuando se puso a la venta el Samsung Galaxy S 4, y desde aquel entonces ha llovido bastante. Pero los usuarios se han encontrado con que Samsung todavía no había puesto a la venta el accesorio. Ahora, con motivo del evento se ha podido ver en acción en combinación con nada más y nada menos que el Galaxy Note 3, lo que significan palabras mayores.

Lo interesante es que Samsung ha aprovechado el tiempo transcurrido respecto a la presentación del mando para realizar algunas modificaciones en su diseño. Por ejemplo, ahora tiene los botones un poco distintos y el acabado parece un poco mayor. Además, dispone de un botón llamado Game que tiene un vínculo directo con un portal de juegos al que está conectado el mando. Dicho de otra manera, Samsung ha creado un entorno de gaming para que el usuario no tenga que plantearse con qué juegos es compatible el mando. Lo único que tiene que hacer es pulsar el botón Game y automáticamente le cargará un menú donde aparecerán todos los juegos compatibles con el uso del mando.

Leemos desde medios norteamericanos como Android Central que han probado varios juegos con la combinación de Gamepad y Galaxy Note 3. Por ejemplo, le han puesto las manos encima a Prince of Persia, Need for Speed Most Wanted o Sonic 4 Episode 2. Dicen que el rendimiento es de primera calidad, tal y como se puede esperar del Galaxy Note 3, que tiene procesador Snapdragon 800. También mencionan que si bien se han encontrado con algunos cuelgues, posiblemente se deba a problemas derivados de que se trata de una versión previa del sistema.

Por otro lado, y lo que nos importa, es que el accesorio aporta una combinación cómoda y que al disponer de Bluetooth podemos usar el mando a distancia despegado del móvil. Ahora nos tenemos que poner a pensar en combinaciones. Por ejemplo, conectamos primero el Galaxy Note 3 a una televisión Samsung y luego enchufamos el mando a distancia para jugar tal y como si fuera una consola. El nivel de calidad estará a la par o será incluso superior que el que proporcionan máquinas de sobremesa como Ouya.

Vía: Android Central

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *